MEC incluye a UCPN a su política pública de educación y busca sostener el proceso

Luego de 7 años de implementación de un modelo pedagógico alternativo, el programa “Una Computadora por Niño” (UCPN), impulsado por la asociación Paraguay Educa y acompañado por el Ministerio de Educación y Cultura, ha oficializado la entrega de 3.467 máquinas a niños y niñas de Caacupé. El acto contó con la participación del Presidente de la República Horacio Cartes, varios ministros del gabinete y autoridades de Paraguay Educa.

Asunción, Paraguay (Agencia deBroca) — “El programa Una Computadora por Niño, no es una simple plataforma digital, sino una plataforma de oportunidades para miles de niños”, refirió la titular del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) Marta Lafuente, durante el acto de entrega simbólica de las 3.467 máquinas que ya comenzaron a ser distribuidas semanas atrás a los niños de 1er, 2do y 3er grados de las 35 escuelas públicas y subvencionadas de Caacupé.

El acto se realizó en la escuela básica Raúl Peña de la compañía Cabaña de Caacupé y contó con la presencia del Presidente Horacio Cartes, la titular de la cartera educativa, Marta Lafuente, el ministro de Hacienda Santiago Peña, el director paraguayo de Itaipú Binacional entre otras autoridades regionales, quienes acompañaron a los directivos de Paraguay Educa en este evento que marca un antecedente importante en la sostenibilidad del programa.

El MEC ha declarado a UCPN como parte de su nueva política educativa, lo que significa una garantía importante para la sostenibilidad del programa. Con la incorporación de estas nuevas máquinas, se vuelve a saturar esta comunidad cordillerana, que registra un crecimiento vegetativo de alrededor de 1300 niños al año en promedio, lo que genera una demanda de igual cantidad de máquinas por año.

La inversión más ambiciosa

La titular de Educación, Marta Lafuente, reconoció el trabajo de Paraguay Educa realizado desde el sector civil: “Podemos decir hoy que el proyecto de ciudad digital deja de ser un proyecto para convertirse en una política pública. Es un buen ejemplo de cómo podemos sumar voluntades y recursos y proyectarlos”, aseveró.

La ministra comentó que esto no se trata de salir a distribuir máquinas para que después no se logre la sostenibilidad del proceso o que no se cuente con soporte y no haya capacidad de administrarlo.

“No hay que jugar con las ilusiones de la gente, hay que ser responsables. Queremos convertir UCPN en un laboratorio de aprendizaje para consolidar la experiencia del modelo uno a uno en Paraguay y proyectarlo a otros sitios del país, pero todavía no”, dijo Lafuente.

El MEC busca impactar de manera positiva e integral en los niños paraguayos, para lo cual, contar con una ciudad digital representa una genuina plataforma de oportunidades.

El centro son los niños

Santiago Llano, presidente de la asociación Paraguay Educa, dijo que las computadoras se convertirán para los niños en las puertas de acceso al mundo del conocimiento, a un mundo de más y mejores oportunidades. También celebró el hecho de que el MEC haya demostrado por primera vez su interés en que este programa se convierta en una política pública de educación.

“Hoy el programa beneficia a 14.000 niños y a casi 300 maestros y forma parte del Plan Nacional de TICs de Educación. El programa UCPN donde el centro son los niños, es una plataforma pedagógica que utiliza la tecnología como el medio para el desarrollo del proceso del aprendizaje para que estos chicos se desarrollen en la vida”, refirió Llano.

Sin embargo, advirtió que las computadoras por sí solas no generan impacto, que tienen una real importancia cuando éstas forman parte de una plataforma con visión integral que contempla método, software apropiado, especialización, conectividad, contenido, actividades extracurriculares, docentes capacitados y padres involucrados.

“Me dio la oportunidad de conocer el mundo”

Pablo Ortega, o Pablito, como lo llaman, actualmente tiene 16 años de edad y cursa el segundo año de la media, bachillerato técnico en electrónica, en el Colegio Técnico Caacupé. Pablo está dentro del programa UPCN desde el quinto grado.

“UCPN me dio la oportunidad de conocer el mundo y no solamente a mí, sino a mi familia y a mi comunidad. La comunidad en sí de una forma u otra está con el programa y se está beneficiando de esta iniciativa”, aseguró.

Pablito, era un niño introvertido, tímido, que trabajaba en la chacra con su padre. Actualmente forma parte del plantel de XO Evolution, un grupo de chicos dinamizadores del programa, que brinda cursos en el Centro Tecnológico Serranía (CTS).

Participó de la Cumbre Internacional de Jóvenes Programadores, realizado en setiembre del año pasado, en Montevideo, Uruguay.

Indicó también que este método de aprendizaje permite al niño y al joven a pensar lo que a uno le conviene y ponerse en una posición donde el mundo pueda ver sus potenciales el día de mañana.

“Ahora veo la chacra como una forma de ganarme la vida y seguir apoyando este proyecto, porque este proyecto me abrió puertas, no solamente a mí: a mi familia, a mi comunidad y en fin, a toda Caacupé”, concluyó.

Agencia de #ComunicaciónInstitucional | #PR | #ComunicacionCorporativa | El área de Broca es la parte del cerebro donde se inicia todo proceso de comunicación

Agencia de #ComunicaciónInstitucional | #PR | #ComunicacionCorporativa | El área de Broca es la parte del cerebro donde se inicia todo proceso de comunicación